La verdad del Biomagnetismo

Terapia biomagnetica 

Biomagnetismo
El Biomagnetismo es una técnica perteneciente al área de la Naturopatía Energética socialmente conocida como terapia natural o terapia alternativa

APLICACIONES

BENEFICIOS
El Biomagnetismo consiste en reconocer puntos de energía alterados en el organismo y que son el origen de diversas dolencias crónica. Para reconocer los puntos se utilizan imanes aplicados sobre diferentes partes del cuerpo.

VENTAJAS
Es indoloro.
No posee efectos secundarios.
No se inyecta ni se ingiere nada.
Reequilibra el organismo y reestablece la salud y el equilibrio de energía.

Características
El Biomagnetismo fue descubierto por el doctor mexicano Isaac Goiz Durán, a partir de 1988, quien realizó varios experimentos para concluir que la mayoría de las enfermedades son producidas por microbios, virus o bacterias que provocan desequilibrios en la energía corporal y desestabilizan el equilibrio del Ph y la acidez. Con la utilización de imanes es posible combatir los parásitos, bacterias, virus y gérmenes que causan las enfermedades.
El Biomagnetismo es una técnica naturopática que consiste en reconocer en el cuerpo puntos de alteración energética utilizando para ello imanes. Con estos imanes se localizan alteraciones biomagnéticas del organismo, que son las causantes de enfermedades crónicas o aguada. Tras la localización de los puntos donde existe alteración energética, se aplican imanes sobre esos puntos para lograr equilibrar la energía.
Las dolencias aparecen porque se producen un desequilibrio en la energía existente en nuestro organismo. El desequilibrio de tipo iónico que se produce en los órganos y tejidos del organismo produce la enfermedad; las cargas negativas y positivas equilibran las cargas ácidas y el Ph del cuerpo humano. Si este Ph se encuentra en un valor cercano al 7, se mantiene la salud, sino, nos encontramos ante un desequilibrio biomagnético.
Cuando hay alguna enfermedad, se altera la acidez o el Ph produciéndose un desequilibrio entre las cargas negativas y las positivas existentes. Mientras exista ese desequilibrio, la dolencia persistirá, pero, si se corrige el desequilibrio iónico, la enfermedad desaparece y se vuelve a equilibrar el organismo.

El Biomagnetismo posee la capacidad de corregir las alteraciones de energía del organismo. La corrección será total, y por tanto la recuperación de la salud, también, cuando ese desequilibrio no haya causado un daño celular irreversible o no haya sido causado por alguna droga.
Es una técnica compatible con cualquier otra terapia naturopática, sea esta del tipo que sea.
El Biomagnetismo es aplicable a cualquier tipo de dolencia, no obstante, los casos en los que se haya producido un daño estructural irreparable y las posibilidades de regeneración se hayan visto disminuidas por diversas causas, no serán tratables o al menos no se recuperarán completo.

El Biomagnetismo puede estar indicado para las siguientes desequilibrios:
• Alzheimer
• Artritis
• Cáncer
• Cirrosis hepática
• Codo de tenista
• Conjuntivitis
• Diabetes
• Disfunciones orgánicas
• Epilepsia
• Esclerosis
• Estrés
• Fibromialgia
• Glaucoma
• Hepatitis
• Lumbalgias
• Lupus
• Meningitis
• Osteoporosis
• Rosácea
• Sinusitis
• Túnel carpiano
• Etc.

Contraindicaciones: 
No posee ningún tipo de contraindicación, no obstante, conviene consultar con un experto naturópata para evaluar e indicar la pertinencia de este tipo de tratamiento.

Si desea más información sobre esta técnica puede consultar
http://es.wikipedia.org/wiki/Biomagnetismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *